¿Planeas asistir a un festival de música? Usa tapones para protegerte de la posible pérdida de audición

,

Cuando la música está extremadamente alta, incluso cuando el tiempo de escucha es corto (una o dos horas en un concierto) esto puede derivar en un daño en el oído interno. Aunque los tapones en festivales parecen una solución obvia, los investigadores rara vez han estudiado su impacto real. ¿Pueden prevenir el trauma acústico? Un nuevo estudio descubre que sí.

Entre 1988 y 2008, el índice de adolescentes con pérdida de audición en los Estados Unidos aumentó en un 31%: según un informe de 2010 de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades el 16% de los adolescentes norteamericanos aseguraba tener pérdida de audición que podía haber sido causada por un ruido fuerte. Una proporción ligeramente menor de adultos (el 15% o 26 millones de estadounidenses) también tiene pérdida de audición.

Podemos evitar el daño auditivo con el uso de tapones en festivales

Aunque algunos ruidos son inevitables, como los del tráfico o la maquinaria, tenemos la opción de evitar una gran parte del zumbido en los oídos. Todos conocemos la causa: escuchar música a un volumen alto, ya sea en un aparato electrónico o en conciertos. En particular, los conciertos, festivales y clubes nocturnos nos exponen a todos a la música a niveles de ruido que se sabe que causan una pérdida temporal de audición por lo menos durante un periodo corto de tiempo. Debido a que la pérdida de audición temporal puede producir un daño permanente, esto no es algo que se pueda tomar a ligera. Una vez que la audición desaparece, se pierde para siempre y no puede ser reparada.

Para entender si los tapones para los oídos pueden prevenir esto de forma efectiva, el Dr. Wilko Grolman, del Centro Médico Universitario de Utrecht, Holanda, y sus colegas realizaron una simple prueba. Primero, consiguieron la ayuda de 51 personas con entradas para un festival de música al aire libre en Amsterdam.

El equipo de investigación seleccionó al azar a 25 de los asistentes al festival, con una edad media de 27 años, para que llevaran tapones para los oídos, mientras que los 26 restantes no llevaban tapones. Luego, los seleccionados  fueron al festival durante unas 4 horas y media. Mientras tanto, los investigadores instalaron sus instrumentos de audio para medir los niveles de sonido en el festival y también para medir el cambio de umbral temporal o TTS, una medida del cambio en el nivel de decibelios al que se puede oír, en los participantes después de que el concierto terminara.

tocando la bateriaLos investigadores calcularon que los niveles de presión sonora experimentados por los participantes era de una media de 100 decibelios durante la duración del festival. También descubrieron que el grupo que llevaba tapones en los oídos experimentó un 8%  de TTS en comparación con el 42% en el grupo sin tapones. Además, un porcentaje menor de usuarios con tapones se quejó de tinnitus (12% en lugar del 40% entre los asistentes al concierto sin protección).

«La disposición general de los asistentes a usar tapones para los oídos en las salas de música es baja», escribieron Grolman y sus colegas, quienes creen que la falta de conocimiento y la escasa disponibilidad son parcialmente responsables.

Dicho esto, se sienten esperanzados.

Observando cómo algunos participantes en un estudio anterior se habían negado a usar tapones para los oídos – a pesar de que se les ofrecieron entradas gratuitas de primera fila para un concierto agotado – Grolman y sus colegas descubrieron lo contrario en su propio estudio. De hecho, tuvieron que excluir a varias personas que se negaron a participar una vez que se encontraron en el grupo sin tapones. Afortunadamente, las actitudes pueden haber empezado a cambiar a favor de hacer lo necesario para protegerse de la pérdida de audición.

 

Fuente: Ramakers GGJ, Kraaijenga VJC, Cattani G, van Zanten GA, Grolman W. Effectiveness of Earplugs in Preventing Recreational Noise–Induced Hearing LossA Randomized Clinical Trial. JAMA Otolaryngol Head Neck Surg. 2016.

WhatsApp ESCRÍBENOS EN WHATSAPP