Daños en el oído ocasionados a motociclistas a causa del ruido del viento

,

Las condiciones perfectas para el motociclismo son cuando no hay viento y hay sol. Sin embargo, no siempre es así y los motociclistas no valoran la importancia de llevar tapones para los oídos para protegerse de los daños causados por la corriente del aire en días no tan perfectos. El ruido generado por el viento es muy fuerte y genera un ruido incómodo, y antes de darse cuenta ya tienen un pitido constante en los oídos que se podía haber evitado. «Después de un tiempo, me di cuenta de que tengo que aprender a vivir con esto» – Steven van der Lugt.

Los daños auditivos en los motociclistas son muy frecuentes, tanto es así que, la Real Asociación de Motociclistas Holandeses (KNMV) advierte e insiste en que deben protegerse los oídos. No se trata del ruido de la moto, sino del fuerte estruendo del viento mientras conduces. «Los motociclistas no se dan cuenta de los daños que el viento puede causarles», dice Arjan Everink en RTL News.

Hablemos de Steven van der Lugt (28) de Ámsterdam, que desde hace dos años vive con problemas de audición permanentes. «Hay un pitido constante en mi oído, y se nota especialmente cuando hay mucho silencio, por ejemplo, cuando te vas a dormir. Cuanto más piensas en ello, más sientes el pitido».

El daño irreversible del viento

Todos los motociclistas reconocen que si conduces a una velocidad muy alta (en la autopista, por ejemplo), el ruido del viento provoca un fuerte sonido alrededor del casco. La solución a este problema, según la KNMV, es que los motociclistas deben usar tapones para los oídos; y este es el mismo consejo que reciben a menudo las personas que asisten a festivales y conciertos.

El daño auditivo puede desarrollarse rápidamente ya sea conduciendo para ir a trabajar todos los días, o para visitar a alguien, o en una competición. Este daño es irreversible. Los pequeños pelos que están internamente en el oído y que absorben las vibraciones del sonido pueden desgarrarse y esto no tiene reparación.

Aprender a vivir con ello

Steven, es uno de los motoristas que tienen que vivir con este daño permanente. «Al principio me molestaba, pensé que nunca más se iría, un mes después me di cuenta… Tengo esto, debo aprender a lidiar con esto, y afortunadamente todavía puedo oír bien».

Steven conducía dos horas al día por la carretera para ir y volver del trabajo. «Tengo mala suerte con mi altura, cuando miro por encima del parabrisas mi cabeza sufre turbulencias y el flujo de aire causa un gran ruido en mi cabeza».

Máximo 15 minutos

Cuanto más rápido conduzcas, más problemas tendrás en el futuro. Según el fabricante de tapones ACS Custom, con una velocidad de 100km/h, el volumen de flujo de aire bajo el casco es de 94 decibelios. Según él, esto significa que debes conducir durante un período máximo de 15 minutos, de lo contrario te arriesgas a sufrir daños permanentes en el oído. Si conduces a una velocidad de 120 km/h, debe ser por un máximo de 7 minutos.

Cuando te proteges con tapones para los oídos, puedes oír el tráfico a tu alrededor a través de los filtros de los tapones.

Fuente

 

WhatsApp ESCRÍBENOS EN WHATSAPP